Jueves, 23 de julio de 2009

 Algunas de las propiedades de los ácidos y las bases determinan sus usos. El más común es eliminar el exceso de uno de ellos utilizando el otro, por medio de una neutralización. Esta reacción se utiliza habitualmente para eliminar el exceso de acidez del estomago con bases débiles como la leche de magnesia (hidróxido de magnesio) y  para regular la acidez de la boca con enjuagues bucales o dentífricos.

 

Los suelos naturalmente tienen un pH de 3.5 a 8,5 y como el óptimo para la mayoría de los cultivos es de 6 a 7, si es necesario se ajusta con cal si está demasiado ácido o con azufre o algún sulfato si está muy alcalino.

 

Otro uso similar tiene lugar en el proceso de potabilización del agua donde debido al agregado de sustancias como el cloro, se acidifica por lo que se le agrega cal antes de enviarla a la red.

 

La capacidad de las bases de reaccionar con las grasas dando como producto jabón (saponificación), explica su uso en productos para limpiar el horno o destapar cañerías.

 

Los ácidos y las bases son la materia prima para obtener sales como varias de las utilizadas como fertilizantes (sulfato de amonio, cloruro de amonio).


Tags: ácidos, bases, propiedades, usos

Publicado por viaramburu @ 19:05  | Ácidos y bases
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios